Carro vacío
 x 

¡Tu carro está vacío!

Total 0,00 €
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

¡Qué frío!

La piel es el órgano más grande que poseemos en el cuerpo, y es el que más expuesto está a las agresiones externas. En concreto, la cara y las manos son los que sufren las consecuencias de los cambios de temperatura extremas. ¿Por qué? te lo explico: el frío contrae las venas capilares de la piel, con lo cual se disminuye el riego sanguíneo en la zona expuesta, y disminuye por tanto el aporte de oxígeno y nutrientes a las células. La piel queda con aspecto apagado. En invierno se acumulan además las células muertas en la superficie cutánea causando tirantez y disconfort. Los cambios de temperatura a calor repentino  provocan rotura de vasos sanguíneos, rojeces e incluso inflamación.

La hidratación es uno de los factores imprescindibles, incluso varias veces al día, para cuidar nuestra piel. Sobre todo para personas con alguna afección tipo dermatitis o psoriasis. Siempre lo decimos y lo mantenemos: hidratación, hidratación. Grábatelo.

Dadas las circunstancias actuales de obligada protección frente al Covid, con el uso prolongado de las mascarillas y el constante lavado o higienización de manos, la piel está sufriendo mas de la cuenta: sensibilidad de la zona perioral, rojeces, descamación o escozor.

En general, y en especial en estas circunstancias, debemos evitar productos agresivos para el lavado, tanto de manos como de cara y cuerpo. Debemos usar productos testados dermatológicamente, que favorezcan la hidratación y el cuidado de estas zonas más expuestas a las agresiones.

Los productos activos más recomendables  para pieles no sensibles son la Vitamina C, el Ácido Retinoico, el Glicólico y los AHA. Las pieles sensibles tienen otras necesidades emolientes y calmantes como el Dexpantenol o el  α-Bisobolol. Además, hay que evitar en estos casos el contenido en alcohol, conservantes o perfumes.

La alimentación es otro factor que influye mucho en el estado de la piel; nuestra piel refleja cómo cuidamos al cuerpo por fuera y por dentro. Mantener malos hábitos de vida, dormir poco, el alcohol, el tabaco, la exposición a humos y contaminación... contribuyen a la formación de radicales libres, que contribuyen al rápido deterioro celular. 

En resumen, limitar el consumo de grasas saturadas y azúcares, aumentar el consumo de frutas y verduras, beber como mínimo dos litros de agua al día y usar productos hidratantes y protectores debería ayudarnos a mantener la piel en buen estado. 

Así que súbete la mascarilla, la bufanda, los guantes  y el gorro en modo ON, y a disfrutar lo que puedas.

 

2
¡Ay, qué alergia!
Tecnoestrés
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Martes, 21 Septiembre 2021

Imagen Captcha

Logo Unión EuropeaLogo Cámaras

“Maria Leticia Alvarez de Llano ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha podido optimizar su sistema de gestión y el contacto con sus clientes a través de Presencia Web a través de página propia y solución de comercio electrónico. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Toledo”.

 

- Fondo Europeo de Desarrollo Regional - Una manera de hacer Europa.

Newsletter

Menú Principal