Carro vacío
 x 

¡Tu carro está vacío!

Total 0,00 €
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

Blog Farmalegra

Consejos de salud.

Los piojos: el enemigo a batir

VERDAD VERDADERA…

El piojo es un insecto con 3 pares de patas, no vuela ni salta, sólo camina.

• El piojo de la cabeza es un parásito que sobrevive alimentándose a costa del ser humano, por lo tanto, no vive en los animales.

• El piojo se alimenta de sangre.

• La infestación por piojos de la cabeza no indica falta de higiene y se da en todos los estratos sociales.

• El piojo no transmite enfermedades, solo provoca picor (porque la saliva que inyecta al alimentarse es irritante); y angustia en los padres por lo molesto de la desparasitación y lo contagioso que es.

• El piojo se contagia por contacto de cabeza con cabeza con personas que tengan piojos. También por compartir gorros o ropa.

¿CÓMO DETECTARLOS?

El síntoma típico es el picor del cuero cabelludo, sobre todo en la zona de la nuca, detrás de las orejas o en el área de flequillo.

No debemos confundir las liendres con caspa o con otros problemas capilares como dermatitis.

Así que ante una infestación por piojos, no perdamos la cabeza. Revisión y tratamiento.

LENDRERA...¿PARA QUÉ?

Para una correcta eliminación de piojos y liendres pasaremos una lendrera tras el tratamiento elegido: es la única manera de arrastrar los parásitos y sus liendres, ya que, de otra manera, quedarían adheridas al cabello. Te recomendamos GOIBI LENDRERA PREMIUM, que con sus púas de superficie estriada y acabadas en forma redondeada, elimina por arrastre los parásitos, ya que la separación que existe entre éstas es óptima para que queden atrapados. 

En Farmalegra ponemos a tu disposición una amplia gama de pediculicidas para ayudarte. Y olvídate de los piojos de forma segura.

 

Continuar leyendo
2
  121 Hits
  0 Comentarios
121 Hits
0 Comentarios

¡Por favor, qué arrugas tengo…!

Con el paso de los años, al igual que sucede con el resto del organismo, la piel empieza a presentar signos de envejecimiento. Lástima, es un proceso irreversible, pero la dermocosmética nos ofrece diversas alternativas para mitigar signos de la edad como sequedad, arrugas y manchas.

¿Sabías que la piel es un órgano? recubre la totalidad de nuestra superficie corporal, es el más extenso y supone aproximadamente un 6% del peso total del individuo. Aparte de envolver a nuestro organismo, la piel desempeña múltiples funciones: actúa como barrera protectora, regula la temperatura corporal y es la receptora de las sensaciones de tacto, dolor y presión. La piel tiene 3 capas bien diferenciadas: epidermis (la más superficial), dermis (la media) e hipodermis (la más profunda, conocida también como tejido subcutáneo).

El envejecimiento de la piel es mayor o menor dependiendo de un conjunto de factores. Nuestra propia genética es fundamental, aunque situaciones de estrés, de excesiva exposición al sol o la contaminación y los cambios bruscos de temperatura, entre otros, aceleran el proceso. Con el paso de los años, la capa externa de la piel se adelgaza hasta un 15%. La cantidad de melanocitos disminuye y los que quedan, aumentan de tamaño fabricando melanina de forma irregular, por lo que pueden aparecer manchas pigmentadas en las áreas expuestas al sol. El tejido conectivo sufre importantes cambios, que disminuyen la resistencia y elasticidad de la piel. Los capilares sanguíneos de la dermis se dilatan y se vuelven más frágiles, dando como resultado arañas vasculares y equimosis. La capa de grasa subcutánea que facilita el aislamiento también se adelgaza, reduciéndose así su capacidad para mantener la temperatura corporal. Además, como las glándulas sudoríparas producen menos sudor, las personas mayores cuando se enfrentan a altas temperaturas tienen un riesgo mayor de hipertermia o de insolación. Por todos estos factores, las alteraciones de la piel, tanto las malignas como las benignas, se hacen más frecuentes a medida que envejecemos.

¡Por favor, qué arrugas tengo…!  Las arrugas son surcos que se forman como consecuencia de una serie de cambios que se producen en la piel. Por un lado, el tamaño de las células de la dermis disminuye, así como la presencia de grasa y agua; la piel se torna más seca y áspera. Asimismo, la elastina y el colágeno sufren alteraciones y, en consecuencia, la dermis pierde consistencia y elasticidad. Como resultado de todo ello, en las zonas en que los gestos de la cara son más frecuentes se forman las llamadas “arrugas de expresión”. Se localizan fundamentalmente en la frente, en el ángulo externo de los ojos y alrededor de los labios. En cambio, las arrugas que se forman a los lados del mentón o en el cuello se denominan “gravitacionales” y son producto de la flaccidez de los tejidos sumada a la acción de la gravedad. Dejando a un lado el hecho de que el envejecimiento está en gran parte determinado genéticamente y poco puede hacerse en este sentido, sí que es posible retrasar sus efectos de una manera importante. Para ello, además de proporcionar a nuestra piel determinados cuidados específicos, deberemos evitar ciertos factores que aceleran la aparición de arrugas como la exposición excesiva al sol o a la contaminación ambiental, el consumo de tabaco y de alcohol, el nivel de estrés y también controlar el tipo de alimentación. Estos cuidados no deben empezar cuando nuestra piel presente ya claros signos de envejecimiento, sino mucho antes. Hemos de ser conscientes de que cada edad y cada piel necesitan una atención determinada y que desde la propia adolescencia se debería empezar a procurárselas.

 Cuidado antiarrugas: Los especialistas consideran que la edad ideal para iniciar el uso de cosméticos específicos antiarrugas se sitúa hacia los 30 años, aunque esto dependerá naturalmente de cada tipo de piel, y el modo de vida que se lleve. Los productos antiarrugas se formulan con múltiples principios activos.

¿Los mas conocidos? Colágeno y elastina. Otros activos bastante comunes son los alfahidroxiácidos, cuya aplicación borra las marcas superficiales y atenúa las más profundas; derivados de la vitamina A como el retinol-A o el retinaldehído; la coenzima-Q10 (que se utiliza como antioxidante); la vitamina C (que reduce la cantidad de radicales libres) y la E (que mejora la vitalidad de las células de la piel), a veces en forma de precursores que mejoran su estabilidad. La mayoría suele contener también alguna sustancia exfoliante para eliminar las células muertas y, en muchos casos, componentes reductores que contribuyan a retardar la hiperpigmentación de la piel.

Los laboratorios no paran de investigar la mejor forma de ralentizar el envejecimiento de la piel. Cada vez parece más evidente que es un proceso que podemos retrasar, puesto que algunos especialistas aseguran que la edad fisiológica de la piel está condicionada solo en un 25% por la genética. El 75% restante es esencialmente debido a nuestro estilo de vida. Un estilo saludable consiste en cuidar nuestra alimentación, evitar el tabaco y el alcohol, hacer ejercicio físico moderado, protegernos adecuadamente frente al sol y agentes externos, dormir las suficientes horas, etc.

Cuidados para cada edad. El uso de productos adecuados a cada edad y tipo de piel es útil para llegar a la madurez con una piel fresca y sin arrugas. Pero el empleo de estos cosméticos ha de ir acompañado de otros gestos:

  • Una buena limpieza diaria de la piel, para eliminar cualquier resto de suciedad, maquillaje o células muertas.
  • Una vez por semana, esta limpieza se complementará con algún peeling mecánico.
  • Una protección solar adecuada también es fundamental. Los excesos de sol son la principal causa del envejecimiento cutáneo, así como de la aparición de manchas en la piel, sin olvidar su papel indiscutible en la etiología de los cánceres cutáneos.
  • La dieta es fundamental para mantener una buena función antioxidante. Es recomendable una alimentación que contenga importantes cantidades de frutas y verduras.
  • Beber en abundancia y mantener un peso adecuado.
  • Los complementos nutricionales como vitaminas y antioxidantes pueden ser de gran ayuda, sobre todo en personas cuya dieta presente deficiencias en este tipo de micronutrientes.
  • El ejercicio físico, practicado de manera regular y de forma adecuada, asimismo, es beneficioso.

Desde Farmalegra estaremos encantados de orientarte en tus necesidades.

Continuar leyendo
1
  90 Hits
  0 Comentarios
90 Hits
0 Comentarios

¡Qué grande eres, Colágeno!

¡Qué grande eres, Colágeno!

El colágeno es una proteína muy abundante y extendida en el cuerpo, que aporta estructura, resistencia y elasticidad a todos los tejidos del sistema osteoarticular y a la piel. Supone el 76% del tejido conjuntivo, piel y músculos, siendo constituyente esencial de huesos, cartílagos, tendones, ligamentos y articulaciones. A partir de los 25-30 años,  las células que sintetizan colágeno  enlentecen su trabajo, lo que tiene importantes efectos sobre nuestro organismo. 

Cuando la pérdida de colágeno ocurre a nivel de articulación, el cartílago pierde grosor y resistencia, se degrada, y los huesos empiezan a rozar entre si provocando dolor propio de la artrosis.

Cuando la pérdida es a nivel  óseo, el hueso se vuelve poroso y frágil debido a la descalcificación, puesto que las sales de calcio que están adheridas al colágeno se pierden también.

Cuando la pérdida afecta a la piel, ésta pierde grosor y elasticidad, originando flaccidez y arrugas.

Todos estos procesos se aceleran con la llegada de la menopausia por la disminución de los niveles hormonales.

¿COLÁGENO HIDROLIZADO? ME SUENA, PERO...

El colágeno de los alimentos tiene una biodisponibilidad muy baja, por lo que conviene tomar un suplemento para conseguir el  aporte suficiente para el organismo.

El  problema que presenta el colágeno radica en su difícil digestión, no se asimila prácticamente;  pero cuando es sometido a hidrolisis enzimática, en la cual se fragmentan las cadenas de péptidos que las componen,  se da lugar a CH: colágeno hidrolizado, se hace más digerible (absorción mayor del 80% ), ya que  su peso molecular es mucho más pequeño y será capaz de atravesar la barrera intestinal y por vía sanguínea llegar a los tejidos colaginosos para nutrirlos, estimulando la labor de las células del  organismo responsables de sintetizar colágeno (condrocitos en los cartílagos, osteoblastos en  huesos y fibroblastos en piel y tejido conjuntivo).

A nivel celular los estudios científicos han demostrado que la presencia de colágeno hidrolizado, estimula la síntesis del colágeno propio; por lo tanto, se regenera el tejido.

El efecto del colágeno es dosis dependiente, es decir, no hace efecto a dosis bajas. Se  necesita una concentración  mínima de péptidos de colágeno para estimular el proceso regenerativo y una cantidad mínima de CH ingerido para percibir beneficios de salud en un plazo de tiempo razonable (3 meses para disminución del dolor articular de desgaste, por ejemplo). Puede consumirse por un largo plazo de tiempo, aunque  se  recomiendan periodos de descanso tras tres meses de tratamiento,  de al menos de un mes.

Los beneficios se notan a partir de los 15 días y si se deja de tomar el efecto desaparece.

No se han obtenido resultados similares con colágeno no hidrolizado, y para facilitar su toma se suele presentar en polvo. Carece de efectos secundarios y contraindicaciones,  excepto para aquellas personas con problemas  renales o hepáticos graves y que deban seguir una dieta baja en proteínas. Pueden consumirlo intolerantes al gluten  o  a la lactosa. 

¿Y cuáles son, entonces, los beneficios del colágeno?

Mejora el aspecto de la piel, de las uñas y del cabello. Estudios dérmicos han demostrado que la toma de 10 gr de colágeno hidrolizado diario, reduce la profundidad de las arrugas dérmicas.

El colágeno contribuye a la regeneración natural de los tejidos, especialmente cartílagos, tendones y huesos. Ayuda a mejorar la movilidad de las articulaciones y las mantiene en perfecto estado de salud. Previene las lesiones de deportistas, como tendinitis y distensiones, favoreciendo su recuperación.

Contribuye a reducir el dolor en personas de avanzada edad y aquellos que realizan ejercicio físico.

Existen hoy en día muchos laboratorios que presentan colágeno con otros oligoelementos, vitaminas y minerales que coadyuvan en su función, a la vez que aportan micronutrientes necesarios para el buen funcionamiento de los tejidos.  Prisma Natural posee varias presentaciones de esta proteína que seguro te ayudarán en tu aporte diario y harán que ralenticemos un poquito el paso del tiempo.

Yo ya lo estoy tomando…y funciona.   Prisma Natural

Continuar leyendo
0
  127 Hits
  0 Comentarios
127 Hits
0 Comentarios

MICRONUTRIENTES EN LA DIETA

Existe una gran variedad de minerales importantes para mantener el cuerpo saludable, pero poco se sabe de los grandes beneficios del magnesio: es un macroelemento esencial para el organismo. ¿Por qué? Fíjate bien:
- Participa en la duplicación del ADN, favoreciendo la formación de proteínas como el colágeno,
- Tiene un suave efecto laxante, y ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre,
- Ayuda al buen funcionamiento del riñón, y previene las ECV, y
- Favorece el sueño y la relajación, entre otras funciones. Disminuye el estrés…
Sus requerimientos son de 280 mg a 350 mg por día. Son los huesos, en el periostio, los que fijan este oligoelemento, pero solo absorbemos una cuarta parte de la ingesta total. El magnesio activa las sustancias que colaboran en la metabolización de las proteínas y los hidratos de carbono, es indispensable para el correcto metabolismo del calcio, fósforo, sodio, potasio y la vitamina C, y es esencial para un buen funcionamiento nervioso y muscular. Su déficit conlleva desde calambres musculares, contracturas y tics palpebrales hasta falso vértigo.

Pero aparte de la ingesta diaria, podemos aportar un plus de beneficio al tomarlo con colágeno, ¿lo sabías?
El colágeno, por su parte, es una proteína formada también por distintos aminoácidos, los más abundantes: la prolina, la hidroxiprolina y la glicina. Al tomar este aporte de colágeno, los huesos, cartílagos, músculos, tendones y piel se estimulan y activan la fabricación de más colágeno, de modo que favorece la recuperación de tejidos. Se une así al efecto formador de proteínas del magnesio. Las proteínas son un nutriente esencial de nuestra alimentación. Su aporte ayuda a regenerar su desgaste, a mantener nuestra estructura corporal en buen estado: articulaciones, huesos, piel…
Es por este motivo un buen equipo el que forma con el magnesio.
En el mercado existen varios complementos nutricionales que nos ayudan a mantener la ingesta necesaria de estos micronutrientes. Pide consejo en tu farmacia, estaremos encantados de ayudarte.

 

Continuar leyendo
0
  66 Hits
  0 Comentarios
66 Hits
0 Comentarios

¿Retinol? Me suena…

Nuestro cuerpo es la máquina perfecta, funciona como un reloj, pero es muy frágil. Date cuenta que sólo nos separa una fina capa de piel de todas las agresiones externas, y todos los días sufrimos agresiones. El sedentarismo, falta de horas de descanso, estrés, el alcohol, el tabaco, la tensión alta…hay que compensar. La piel empieza a pasar factura de todo esto a partir de los treinta, y es cuando se notan los estragos que provoca el envejecimiento.

Sí, ya sabemos que es un proceso irreversible, pero ¿podemos combatirlo?

Por supuesto. Podemos hacer que sea más lento, empleando cremas con retinol. Son las mejores a la hora de eliminar aquellas arrugas profundas que aparecen con la edad.

El sector de la cosmética lleva muchos años tratando el antienvejecimiento mediante las cremas con retinol a pesar de que es una molécula que se descompone fácilmente en contacto con la luz y el aire. En dermatología se usa también desde hace años en concentraciones superiores a las cosméticas como tratamiento médico para combatir el envejecimiento.

¿Qué es el retinol? Vitamina A, tal y como la encontramos en el cuerpo humano. Su nombre deriva de la retina, ya que esta vitamina es indispensable para mantener una buena visión. Es necesaria, también, para mantener la estructura de la piel, y su carencia produce alteraciones cutáneas. ¿Cómo actúa? estabiliza la renovación celular en la epidermis desde las capas más profundas, es decir, ayuda a que la piel se renueve continuamente. Además estimula la producción natural de colágeno, lo que ayuda a que las líneas de expresión y arrugas se minimicen, mejorando, además el aspecto, la firmeza y la elasticidad de la piel.

El sol y el retinol no son buenos compañeros, puede provocar manchas, además de que no se absorba, por lo que se recomienda su uso con protección solar, o bien como tratamiento de noche.

Este producto está contraindicado en pieles especialmente sensibles ya que puede provocar irritación, rojeces o descamación cutánea. Esto es muy habitual cuando empieza a usarse. Es aconsejable un uso progresivo y gradual, para que la piel se vaya acostumbrando al mismo. Aún así, no todo el mundo llega a habituarse al uso del retinol, algunas pieles no lo toleran.

La vitamina A se oxida fácilmente con la luz, por lo que, cuando tengamos un producto con este componente, es aconsejable mantenerlo alejado de la luz y bien cerrado. Es un producto inestable.

En resumen: Su uso en cosmética sirve para reducir las arrugas y estimular la producción de colágeno. Cuando se prescribe como medicamento (ácido retinoico) se utiliza para acné, cicatrices por acné, algunos tipos de psoriasis. Algunos médicos prescriben este fármaco para tratar arrugas más profundas y cuando se pretende un peeling más profundo.

Algunos laboratorios como Sesderma, mediante un proceso de nanotecnología, han conseguido encapsularlo en liposomas, con lo que se garantiza una mayor tolerancia cutánea, además de una mayor estabilidad.

Así pues, tu piel lucirá más lisa y uniforme. Gracias al retinol.

Continuar leyendo
0
  98 Hits
  0 Comentarios
98 Hits
0 Comentarios

Logo Unión EuropeaLogo Cámaras

“Maria Leticia Alvarez de Llano ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha podido optimizar su sistema de gestión y el contacto con sus clientes a través de Presencia Web a través de página propia y solución de comercio electrónico. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Toledo”.

 

- Fondo Europeo de Desarrollo Regional - Una manera de hacer Europa.

Newsletter

Menú Principal

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.