Carro vacío
 x 

¡Tu carro está vacío!

Total 0,00 €
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

La pérdida del cabello: factores que influyen

caida-pelo-postparto

Hoy te propongo un tema que muchas veces nos preocupa, no ya desde el punto de vista de la salud, sino en el día a día en nuestro aspecto personal. Hay épocas en nuestra vida en las que notamos una mayor pérdida de cabello, que están relacionadas con factores como:

-El estrés físico y emocional

-Postparto: Después de un parto, es habitual que el pelo tienda a caerse más, por cambios hormonales; con el tiempo, el pelo vuelve a su estado normal.

-Un exceso de vitaminas: Aunque creas que tomar suplementos alimenticios es mejor para la salud de tu organismo, no es del todo cierto. En exceso, genera la pérdida de pelo, además de otros trastornos capilares.

-Falta de proteínas: La reducción de proteínas en tu dieta tiene como consecuencia la caída del pelo, entre otras. Ante la falta de proteínas, el cuerpo actúa automáticamente reduciendo la producción de pelo.

-La genética

-Factores hormonales: Los cambios hormonales como la menopausia o el consumo de la píldora anticonceptiva puede influir en la pérdida de cabello.

-La anemia, hipotiroidismo: La falta de hierro puede ser un motivo de pérdida de cabello. La solución? basta con tomar suplementos que ayuden a reforzar el hierro. En el caso del hipotiroidismo, te aconsejo acudir al médico, ya que él sabrá perfectamente cómo solucionarlo.

-La deficiencia de vitamina B: Un cambio en la ingesta puede ser el principal factor de la caída del pelo. Especialmente sucede cuando existe un déficit de vitamina B en el organismo.

-Medicamentos: Algunos medicamentos como los anticoagulantes o los antidepresivos pueden provocar la pérdida de cabello. Ante este problema, te aconsejo tratarlo con tu médico.

-Envejecimiento: A partir de los 50 años, es muy habitual que las mujeres comiencen a percibir como el pelo se cae con más frecuencia. Lo ideal es comenzar a prevenirlo.

 En el siguiente punto, te detallo los mecanismos que existen para frenar y prevenir la pérdida de pelo.

Tratamientos para frenar la caída del pelo

Ahora que ya conoces cuáles son las causas principales que provocan la caída del pelo, llega el momento de averiguar los tratamientos más indicados para prevenirla y combatirla.

Desde el primer momento que notes una pérdida excesiva de cabello, te recomiendo acudir al dermatólogo. Él te ayudará a detectar el problema que padeces y darte una solución.

Hoy en día, el mercado ofrece muchos métodos que frenan o luchan contra la pérdida del pelo como:

  • Tratamientos capilares:previenen y frenan su caída, normalizando la función del cuero cabelludo.
  • Sistemas capilares de integración:prótesis capilares a medida y de pelo natural que ocultan la alopecia o calvicie.
  • Microinjerto capilar:redistribuye quirúrgicamente el cabello de una zona donante a otra receptora.

 

Dentro de los tratamientos capilares, Pilexil es un gran aliado para nuestro cabello y uñas, múltiples estudios avalan su eficacia tanto en hombres como en mujeres. Es un complemento alimenticio que aporta ingredientes como Biotina, Serenoa serrulata, Aminoácidos y Vitaminas que contribuyen a mantener el cabello y las uñas en óptimas condidiones.

Una duda que suele surgir habitualmente es: ¿Afecta el lavado a la caída del pelo? Aunque creas lo contrario, lavar el pelo a menudo no acelera su caída. Todo lo contrario, el lavado ayuda a mantener limpio el cuero cabelludo y evitar futuras descamaciones o grasa.

Continuar leyendo
2
  103 Hits
  0 Comentarios
103 Hits
0 Comentarios

¡Ay, mis rodillas!

articul.-rodilla

Me gusta esquiar. Así, tal cual.

Esa sensación tan maravillosa de deslizarse por las  pistas, con el viento en la cara, la velocidad y la adrenalina del descenso. Un cansancio reconfortante al finalizar la jornada de esquí…siempre me ha gustado. Para qué nos vamos a engañar.

Nunca me he considerado una persona atlética, pero reconozco que hay que prepararse un poquito antes de la temporada. Sobre todo, cuando ya vamos cumpliendo ciertos años.

En diciembre una esquiadora  descontrolada me hizo caer con tan mala suerte que acabé en el quirófano. Rotura de ligamentos, menisco roto por dos sitios, fractura de tibia…qué se yo. Mi marido, siempre tannn delicado, y con esa gracia que le caracteriza, achacaba mi pérdida de equilibrio al mal estado en general de mi musculatura y articulaciones, no a la imprudente esquiadora. Vivir para ver.

Lo que más rabia me da es que, en el fondo (muy en el fondo), puede que tenga cierta razón. Si yo hubiese preparado un poco más mi musculatura y mis articulaciones en las piernas, ahora no estaría con la rodilla llena de grapas y rehabilitación para cinco meses.

Andar en bicicleta, hacer sentadillas y algo de footing, está bien, pero no te va a preparar adecuadamente para la temporada de esquí. Por eso, y si quieres disfrutar a tope de la nieve este invierno, es mejor que empieces a entrenar y que lo hagas con un método que te permita fortalecer las piernas para sentir la velocidad en cada bajada y aguantar hasta que cierren las pistas.

Lógicamente la musculatura que más hay que trabajar, por estar más implicada en este deporte son las piernas:

- los cuádriceps, que son sin duda el grupo muscular que más trabaja en el esquí.

Estos son los principales responsables de mantener la posición flexionada y hacia delante propia del esquiador, además de proporcionar la protección necesaria a las rodillas. Por eso es fundamental fortalecerlos, realizando sentadillas y splits entre otros.

-Los isquiotibiales y los glúteos, los contrarios o complementarios al cuádriceps y de los que tira el cuerpo cuando flexionamos inclinándonos hacia delante al buscar la pendiente.  -Los abductores, unos músculos a los que apenas se les presta atención pero que son los encargados de abrir y cerrar las piernas y por tanto los encargados de ayudar a mantener las tablas paralelas en cada bajada, así como en los virajes agresivos, cuando realizas giros de cara a la pendiente.

Los gemelos y más especialmente el soleo, el músculo que se encuentra justo debajo del gemelo, es de los que más sufren por la tensión constante al estar siempre echado hacia delante. 

Las articulaciones son la unión entre dos o más huesos, o un hueso y un cartílago. Aunque hay articulaciones en todo el cuerpo, las principales son las que están ubicadas en las caderas, los hombros, los codos, las rodillas, las muñecas y los tobillos. Si te duele la rodilla al bajar las escaleras o al hacer ciertos movimientos, seguramente sea culpa de las articulaciones. Junto con la dieta equilibrada y el ejercicio moderado, también se pueden tomar suplementos que alivien o prevengan el dolor articular. Pero mi recomendación es que consultes con un médico especialista al menor síntoma de dolor o pinchazo en tus articulaciones. Solo él te podrá dar un diagnóstico real de la causa que provoca tu dolor articular.

No te saltes los estiramientos específicos antes de salir a correr o entrenar, no pases muchas horas con las piernas flexionadas a 90 grados, practica bicicleta estática o elíptica sin resistencia, incluye colágeno en tu dieta... Hoy en día existen en el mercado numerosos productos que incluyen colágeno para aliviar las pérdidas de movilidad por mala calidad de los cartílagos, como AML Sport colágeno+magnesio. o Colnatur Complex con vitamina C y ácido hialurónico. Puede que te guste también Colagen Plus Flexi Plus , con vitaminas, Silicio orgánico y magnesio.

En farmalegra estamos encantados de atenderte.

Continuar leyendo
2
  350 Hits
  0 Comentarios
350 Hits
0 Comentarios

¡Por favor, qué arrugas tengo…!

foto-antiarrugas-1

Con el paso de los años, al igual que sucede con el resto del organismo, la piel empieza a presentar signos de envejecimiento. Lástima, es un proceso irreversible, pero la dermocosmética nos ofrece diversas alternativas para mitigar signos de la edad como sequedad, arrugas y manchas.

¿Sabías que la piel es un órgano? recubre la totalidad de nuestra superficie corporal, es el más extenso y supone aproximadamente un 6% del peso total del individuo. Aparte de envolver a nuestro organismo, la piel desempeña múltiples funciones: actúa como barrera protectora, regula la temperatura corporal y es la receptora de las sensaciones de tacto, dolor y presión. La piel tiene 3 capas bien diferenciadas: epidermis (la más superficial), dermis (la media) e hipodermis (la más profunda, conocida también como tejido subcutáneo).

El envejecimiento de la piel es mayor o menor dependiendo de un conjunto de factores. Nuestra propia genética es fundamental, aunque situaciones de estrés, de excesiva exposición al sol o la contaminación y los cambios bruscos de temperatura, entre otros, aceleran el proceso. Con el paso de los años, la capa externa de la piel se adelgaza hasta un 15%. La cantidad de melanocitos disminuye y los que quedan, aumentan de tamaño fabricando melanina de forma irregular, por lo que pueden aparecer manchas pigmentadas en las áreas expuestas al sol. El tejido conectivo sufre importantes cambios, que disminuyen la resistencia y elasticidad de la piel. Los capilares sanguíneos de la dermis se dilatan y se vuelven más frágiles, dando como resultado arañas vasculares y equimosis. La capa de grasa subcutánea que facilita el aislamiento también se adelgaza, reduciéndose así su capacidad para mantener la temperatura corporal. Además, como las glándulas sudoríparas producen menos sudor, las personas mayores cuando se enfrentan a altas temperaturas tienen un riesgo mayor de hipertermia o de insolación. Por todos estos factores, las alteraciones de la piel, tanto las malignas como las benignas, se hacen más frecuentes a medida que envejecemos.

¡Por favor, qué arrugas tengo…!  Las arrugas son surcos que se forman como consecuencia de una serie de cambios que se producen en la piel. Por un lado, el tamaño de las células de la dermis disminuye, así como la presencia de grasa y agua; la piel se torna más seca y áspera. Asimismo, la elastina y el colágeno sufren alteraciones y, en consecuencia, la dermis pierde consistencia y elasticidad. Como resultado de todo ello, en las zonas en que los gestos de la cara son más frecuentes se forman las llamadas “arrugas de expresión”. Se localizan fundamentalmente en la frente, en el ángulo externo de los ojos y alrededor de los labios. En cambio, las arrugas que se forman a los lados del mentón o en el cuello se denominan “gravitacionales” y son producto de la flaccidez de los tejidos sumada a la acción de la gravedad. Dejando a un lado el hecho de que el envejecimiento está en gran parte determinado genéticamente y poco puede hacerse en este sentido, sí que es posible retrasar sus efectos de una manera importante. Para ello, además de proporcionar a nuestra piel determinados cuidados específicos, deberemos evitar ciertos factores que aceleran la aparición de arrugas como la exposición excesiva al sol o a la contaminación ambiental, el consumo de tabaco y de alcohol, el nivel de estrés y también controlar el tipo de alimentación. Estos cuidados no deben empezar cuando nuestra piel presente ya claros signos de envejecimiento, sino mucho antes. Hemos de ser conscientes de que cada edad y cada piel necesitan una atención determinada y que desde la propia adolescencia se debería empezar a procurárselas.

 Cuidado antiarrugas: Los especialistas consideran que la edad ideal para iniciar el uso de cosméticos específicos antiarrugas se sitúa hacia los 30 años, aunque esto dependerá naturalmente de cada tipo de piel, y el modo de vida que se lleve. Los productos antiarrugas se formulan con múltiples principios activos.

¿Los mas conocidos? Colágeno y elastina. Otros activos bastante comunes son los alfahidroxiácidos, cuya aplicación borra las marcas superficiales y atenúa las más profundas; derivados de la vitamina A como el retinol-A o el retinaldehído; la coenzima-Q10 (que se utiliza como antioxidante); la vitamina C (que reduce la cantidad de radicales libres) y la E (que mejora la vitalidad de las células de la piel), a veces en forma de precursores que mejoran su estabilidad. La mayoría suele contener también alguna sustancia exfoliante para eliminar las células muertas y, en muchos casos, componentes reductores que contribuyan a retardar la hiperpigmentación de la piel.

Los laboratorios no paran de investigar la mejor forma de ralentizar el envejecimiento de la piel. Cada vez parece más evidente que es un proceso que podemos retrasar, puesto que algunos especialistas aseguran que la edad fisiológica de la piel está condicionada solo en un 25% por la genética. El 75% restante es esencialmente debido a nuestro estilo de vida. Un estilo saludable consiste en cuidar nuestra alimentación, evitar el tabaco y el alcohol, hacer ejercicio físico moderado, protegernos adecuadamente frente al sol y agentes externos, dormir las suficientes horas, etc.

Cuidados para cada edad. El uso de productos adecuados a cada edad y tipo de piel es útil para llegar a la madurez con una piel fresca y sin arrugas. Pero el empleo de estos cosméticos ha de ir acompañado de otros gestos:

  • Una buena limpieza diaria de la piel, para eliminar cualquier resto de suciedad, maquillaje o células muertas.
  • Una vez por semana, esta limpieza se complementará con algún peeling mecánico.
  • Una protección solar adecuada también es fundamental. Los excesos de sol son la principal causa del envejecimiento cutáneo, así como de la aparición de manchas en la piel, sin olvidar su papel indiscutible en la etiología de los cánceres cutáneos.
  • La dieta es fundamental para mantener una buena función antioxidante. Es recomendable una alimentación que contenga importantes cantidades de frutas y verduras.
  • Beber en abundancia y mantener un peso adecuado.
  • Los complementos nutricionales como vitaminas y antioxidantes pueden ser de gran ayuda, sobre todo en personas cuya dieta presente deficiencias en este tipo de micronutrientes.
  • El ejercicio físico, practicado de manera regular y de forma adecuada, asimismo, es beneficioso.

Desde Farmalegra estaremos encantados de orientarte en tus necesidades.

Continuar leyendo
1
  152 Hits
  0 Comentarios
152 Hits
0 Comentarios

Navidad, Navidad, dulce Navidad...

cena-navidad-1

 

¡Ya estamos en  Navidad!  regalos,  reuniones familiares,  fiestas,  cenas de empresa… Una época especial de año que a la mayoría nos gusta disfrutar,  ya que, aunque tenga  un marcado carácter comercial, tiene sus recompensas : reencuentros, buena compañía, alegrías y nostalgias varias. En estas fechas sentimos que estamos un poco más cerca de nuestros seres queridos y los que están a nuestro alrededor.

Pero la época navideña conlleva también algunos excesos, cambios de rutina, alteraciones del sueño y del descanso… y mantener algunos hábitos saludables en Navidad se vuelve a veces una tarea difícil, ¿verdad?

Llámese reunión familiar, comida de empresa, cañas con los amigos, la compra de los regalos o visita a un familiar, estas “obligaciones” pueden alteran nuestra rutina diaria y provocar que nuestra salud se resienta tanto a nivel físico como mental o anímico. Reescribimos este blog para recordarte una vez más la importancia de su contenido.

Y por ello te proponemos estos 5 consejos que esperamos te ayuden a llevar de forma más sana estas fechas navideñas.

Planifica y organiza tus tareas navideñas:

La Navidad puede llegar a ser muy estresante ya que por regla general nuestra “agenda” bulle de citas, compras y preparativos. Tantas cosas por hacer, sumadas a las tareas cotidianas del día a día pueden llegar a resultar muy estresantes y aumentar nuestro nivel de ansiedad en ciertas ocasiones.

Para evitar esta tensión: organización. ¿Cómo? visualizando los hitos y fechas importantes para nosotros en un calendario propio.  Así podremos ver de un vistazo estas 4 o 6 semanas y darnos cuenta de que quizá no hay “tanto que hacer” y distribuir mejor en el tiempo. Por ejemplo: Salir a buscar regalos los miércoles de 18:00 a 21:00, visitar a mis primos lejanos el Sábado 23, escribir las felicitaciones de Navidad el Domingo 12, etc.

Otro aspecto positivo de crearte un calendario propio es que podrás ver qué tareas son realmente necesarias e importantes y cuáles no lo son tanto. Puedes usar colores para clasificarlas y así darte cuenta de que todo no es igual de importante, y no hay que dedicarle el mismo tiempo o preocupación.

Y no olvides dedicarte tiempo a ti mismo. Sea para hacer algo de deporte, leer un libro, ir al cine… cualquier actividad centrada en ti te vendrá bien y te ayudará a desconectar.

Alcohol en Navidad: ¡¡Bebe responsablemente!!

El alcohol es muy perjudicial para la salud (de eso no hay duda). En estas fechas además aumentan en número y frecuencia las reuniones sociales y la ingesta de alcohol suele aumentar en proporción; nos dejamos llevar por el buen ambiente y la alegría y bebemos de forma descontrolada.

Un buen hábito es no beber con el estómago vacío e intentar disminuir el consumo de bebidas de alta graduación. El vino y la cerveza pueden ser una buena opción, si bien hay bebidas cero alcohol con las que podemos pasar un buen rato, ya que para divertirse no es necesario el alcohol.

Otro buen consejo: No mezclar diferentes tipos y graduaciones de bebidas espirituosas, ya que los efectos de alcohol en el organismo se potencian y pueden llegar a ser muy perjudiciales para nuestra salud y bienestar.

Y sobre todo y lo más importante: si bebes nunca cojas el coche o realices tareas complicadas o peligrosas. Estarás poniendo en peligro tu salud y las de otras personas.

La comida en Navidad: productos frescos y variados

Ya sabes que las grandes comidas y cenas navideñas son el eje principal de estas fiestas, ya todo gira en torno a la mesa. Está muy bien disfrutar de uno mayores placeres de la vida pero se puede hacer de forma saludable.

Evita comer en exceso y en la medida de lo posible elige los platos con alimentos más frescos, menos elaborados y no desestimes acompañar a las carnes o pescados de una buena dosis de verduras u hortalizas, en vez de salsas ricas en grasas como mahonesa, o guarnición como patatas o algún otro tipo de fritos.

Cuidadín con los dulces. Turrones, mazapanes, rosquillas, polvorones… En Navidad hay un sinfín de tentaciones para los más golosos y hay que disfrutar de estos alimentos, por supuesto, pero ten en cuenta que la mayoría de los kilos de más que puedas coger pueden tener como origen estos postres y dulces. No es bueno atiborrarse de ellos tras una comida o cena copiosa. Como siempre en la mesura está la virtud para nuestra salud.

Los medicamentos en Navidad: ¡¡solo cuando sean imprescindibles!!

Los excesos Navideños traen consigo ciertos estados de malestar físico o psíquico que por desgracia solemos combatir automedicándonos (o medicando a otros) en más de una ocasión y esto además de ser irresponsable, puede empeorar la situación más que mejorarla.

Por poner un ejemplo, tomar ibuprofeno para el dolor de cabeza y paracetamol para el dolor muscular puede ser correcto o por el contrario totalmente desaconsejable. No es algo que pensemos en nuestro día a día pero depende de muchas variables como la edad, el estado físico, si se están tomando otros medicamentos, si es necesario o no,  etc.

Tenemos que evitar la automedicación en Navidad. No es necesario y teniendo una farmacia al lado de casa, ¿por qué no consultamos a nuestro farmacéutico de confianza?

En Farmalegra estamos al día en lo que a medicamentos y salud se refiere. El profesional farmacéutico es quien velará por tu salud estas navidades y ante cualquier duda, consúltanos. Estaremos encantados de atenderte.

Continuar leyendo
0
  122 Hits
  0 Comentarios
122 Hits
0 Comentarios

¡Qué grande eres, Colágeno!

images-2

¡Qué grande eres, Colágeno!

El colágeno es una proteína muy abundante y extendida en el cuerpo, que aporta estructura, resistencia y elasticidad a todos los tejidos del sistema osteoarticular y a la piel. Supone el 76% del tejido conjuntivo, piel y músculos, siendo constituyente esencial de huesos, cartílagos, tendones, ligamentos y articulaciones. A partir de los 25-30 años,  las células que sintetizan colágeno  enlentecen su trabajo, lo que tiene importantes efectos sobre nuestro organismo. 

Cuando la pérdida de colágeno ocurre a nivel de articulación, el cartílago pierde grosor y resistencia, se degrada, y los huesos empiezan a rozar entre si provocando dolor propio de la artrosis.

Cuando la pérdida es a nivel  óseo, el hueso se vuelve poroso y frágil debido a la descalcificación, puesto que las sales de calcio que están adheridas al colágeno se pierden también.

Cuando la pérdida afecta a la piel, ésta pierde grosor y elasticidad, originando flaccidez y arrugas.

Todos estos procesos se aceleran con la llegada de la menopausia por la disminución de los niveles hormonales.

¿COLÁGENO HIDROLIZADO? ME SUENA, PERO...

El colágeno de los alimentos tiene una biodisponibilidad muy baja, por lo que conviene tomar un suplemento para conseguir el  aporte suficiente para el organismo.

El  problema que presenta el colágeno radica en su difícil digestión, no se asimila prácticamente;  pero cuando es sometido a hidrolisis enzimática, en la cual se fragmentan las cadenas de péptidos que las componen,  se da lugar a CH: colágeno hidrolizado, se hace más digerible (absorción mayor del 80% ), ya que  su peso molecular es mucho más pequeño y será capaz de atravesar la barrera intestinal y por vía sanguínea llegar a los tejidos colaginosos para nutrirlos, estimulando la labor de las células del  organismo responsables de sintetizar colágeno (condrocitos en los cartílagos, osteoblastos en  huesos y fibroblastos en piel y tejido conjuntivo).

A nivel celular los estudios científicos han demostrado que la presencia de colágeno hidrolizado, estimula la síntesis del colágeno propio; por lo tanto, se regenera el tejido.

El efecto del colágeno es dosis dependiente, es decir, no hace efecto a dosis bajas. Se  necesita una concentración  mínima de péptidos de colágeno para estimular el proceso regenerativo y una cantidad mínima de CH ingerido para percibir beneficios de salud en un plazo de tiempo razonable (3 meses para disminución del dolor articular de desgaste, por ejemplo). Puede consumirse por un largo plazo de tiempo, aunque  se  recomiendan periodos de descanso tras tres meses de tratamiento,  de al menos de un mes.

Los beneficios se notan a partir de los 15 días y si se deja de tomar el efecto desaparece.

No se han obtenido resultados similares con colágeno no hidrolizado, y para facilitar su toma se suele presentar en polvo. Carece de efectos secundarios y contraindicaciones,  excepto para aquellas personas con problemas  renales o hepáticos graves y que deban seguir una dieta baja en proteínas. Pueden consumirlo intolerantes al gluten  o  a la lactosa. 

¿Y cuáles son, entonces, los beneficios del colágeno?

Mejora el aspecto de la piel, de las uñas y del cabello. Estudios dérmicos han demostrado que la toma de 10 gr de colágeno hidrolizado diario, reduce la profundidad de las arrugas dérmicas.

El colágeno contribuye a la regeneración natural de los tejidos, especialmente cartílagos, tendones y huesos. Ayuda a mejorar la movilidad de las articulaciones y las mantiene en perfecto estado de salud. Previene las lesiones de deportistas, como tendinitis y distensiones, favoreciendo su recuperación.

Contribuye a reducir el dolor en personas de avanzada edad y aquellos que realizan ejercicio físico.

Existen hoy en día muchos laboratorios que presentan colágeno con otros oligoelementos, vitaminas y minerales que coadyuvan en su función, a la vez que aportan micronutrientes necesarios para el buen funcionamiento de los tejidos.  Prisma Natural posee varias presentaciones de esta proteína que seguro te ayudarán en tu aporte diario y harán que ralenticemos un poquito el paso del tiempo.

Yo ya lo estoy tomando…y funciona.   Prisma Natural

Continuar leyendo
0
  365 Hits
  0 Comentarios
365 Hits
0 Comentarios

Logo Unión EuropeaLogo Cámaras

“Maria Leticia Alvarez de Llano ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha podido optimizar su sistema de gestión y el contacto con sus clientes a través de Presencia Web a través de página propia y solución de comercio electrónico. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Toledo”.

 

- Fondo Europeo de Desarrollo Regional - Una manera de hacer Europa.

Newsletter

Menú Principal