Carro vacío
 x 

¡Tu carro está vacío!

Total 0,00 €
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

8 DE OCTUBRE, DIA MUNDIAL DE LA VISIÓN

Muchas veces nos expones que tienes molestias en los ojos, como enrojecimiento, picor o lagrimeo. Estos problemas afectan a personas de todas las edades y de ambos sexos, aunque las causas que los producen son muy distintas.

Intentaremos ayudarte recomendando un producto que suponga un alivio para las molestias, derivando hacia la consulta médica aquellos casos que presenten patologías más complejas.

Vamos a recordar un poco de anatomía.

FUNCIÓN Y ESTRUCTURA DEL OJO

El ojo es el órgano de visión y tiene como objetivo transformar los haces luminosos en impulsos nerviosos que se transmiten al cerebro para su interpretación.

Entre las estructuras que conforman el ojo, se encuentran la esclerótica (parte blanca del ojo), que en su parte anterior está cubierta por una delgada membrana, la conjuntiva. La luz entra en el ojo por la córnea y llega hasta la pupila (parte negra del ojo), que se encuentra en el centro del iris. El iris controla la cantidad de luz que entra en el ojo abriéndose y cerrándose como la abertura de la lente de una cámara. Detrás del iris se encuentra el cristalino, que concentra la luz en la retina.

La retina contiene las terminaciones nerviosas que perciben la luz y los vasos sanguíneos que permiten el aporte de la sangre que nutre la zona. La parte más sensible de esta parte del ojo es una zona llamada mácula, que posee cientos de terminaciones nerviosas. Finalmente, la retina convierte la imagen en impulsos eléctricos que son transmitidos al cerebro por el nervio óptico.

Casi todas las afecciones oculares leves se localizan en la superficie ocular (conjuntiva y córnea), párpados o lagrimales.

PROBLEMAS OCULARES EXTERNOS MÁS FRECUENTES

La sequedad ocular, el orzuelo, la blefaritis, la conjuntivitis (por distintas causas), la fatiga ocular y la penetración de cuerpos extraños son los problemas o molestias leves que afectan con mayor frecuencia a la parte externa del ojo.

 

Sequedad ocular (Ojo seco)

La sequedad ocular puede tener diversas causas, como hipofunción de las glándulas lagrimales, disminución o ausencia de parpadeo, uso de lentes de contacto, etc. Los pacientes con sequedad ocular se quejan de lagrimeo, sensación de escozor en el ojo, fotosensibilidad e incluso dolor y dificultad para mover los párpados.

Hay que evitar en lo posible el uso indiscriminado de pantallas de ordenador,  la exposición excesiva al viento, a los ambientes secos y calurosos y al aire acondicionado. Las lágrimas artificiales y los baños oculares son útiles para paliar este problema por su efecto humectante, descongestivo y lubricante. Un suave masaje estimulará la lubricación interna del ojo.

 

Orzuelo

Es un forúnculo en el borde palpebral, que puede ser externo (inflamación de la glándula de Zeiss) o interno (glándula de Meibomio). Generalmente, el orzuelo se manifiesta primero con un enrojecimiento, sensibilidad y dolor en el borde externo del párpado. Más tarde, una pequeña área se torna redondeada, sensible y se hincha. Normalmente aparece un pequeño punto amarillento en el centro de la zona hinchada.

El tratamiento del orzuelo es aplicación de calor seco, antiinflamatorios locales y antibióticos. Si con esta terapia no se resuelve el problema, será necesario recurrir a la cirugía para provocar el drenaje del orzuelo.

Blefaritis

Supone inflamación en los párpados. No es tan frecuente como la conjuntivitis pero, a menudo, se presentan juntas. Sus síntomas son picor, escozor, enrojecimiento y descamación del borde palpebral.

A menudo se cronifican si no se tratan, y a largo plazo suelen provocar cambios irreversibles en los párpados. En estos casos, es muy importante extremar las medidas higiénicas externas y para ello se recomienda el uso de toallitas humedecidas en soluciones naturales.

Conjuntivitis

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva. Puede producirla una infección (por virus, bacterias u hongos), una alergia o algún tipo de agente irritante (físico o químico).

Habitualmente se trata de un proceso benigno, en el que no hay pérdida de visión. El ojo se presenta enrojecido y con abundante secreción (excepto en casos de conjuntivitis seca), sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo y fotofobia moderada.

El tratamiento para la conjuntivitis depende de su causa. Si la causa es una infección bacteriana, pueden recetarse colirios o pomadas oftálmicas antibióticas. En cambio, los antibióticos no serán efectivos en casos de conjuntivitis vírica o alérgica. En estos casos, los antihistamínicos y los vasoconstrictores pueden reducir el malestar, así como los colirios con corticoides.

Fatiga ocular

Es un problema muy frecuente en la actualidad, ya que la vista se somete a esfuerzos demasiado prolongados (muchas horas de trabajo ante la pantalla del ordenador, ante el televisor, etc.), en lugares con una deficiente iluminación, con ambientes contaminados o mal ventilados.

Las personas que lo sufren presentan cansancio ocular, enrojecimiento de la conjuntiva, lagrimeo ligero, fotofobia, prurito e incluso dolor ocular y cefaleas. El cuadro sintomático puede acompañarse de sensación de náuseas y vértigo.

La mejor solución para la fatiga ocular es evitar las causas que la producen: mejorar las condiciones de trabajo y, en su caso, limitar el tiempo que se permanece frente a las pantallas electrónicas. Pero, cuando esto no es posible, el uso de algunos colirios o baños oculares puede aliviar la sensación de fatiga y aumentar el bienestar ocular.

Cuerpos extraños

La presencia de un cuerpo extraño en el ojo es también fuente de frecuentes consultas en la oficina de farmacia. En este caso, si el paciente no ha eliminado espontáneamente el cuerpo extraño mediante una solución oftálmica adecuada, se le remitirá sin demora al oftalmólogo para su extracción, porque de lo contrario pueden producirse alteraciones oculares importantes. También se remitirá al especialista en el caso de que, a pesar de haberlo eliminado, las molestias sean importantes y persistentes y puedan sugerir que existe un daño conjuntival o palpebral.

Higiene ocular

Es importante señalar que una correcta higiene ocular resulta fundamental para prevenir complicaciones en cualquiera de los problemas mencionados.

Según el caso, puede ser aconsejable hacer limpieza mediante toallitas palpebrales antes de la instilación de un  colirio o aplicación de pomada oftálmica, y el uso adicional de lágrimas artificiales en los intervalos libres de tratamiento.

En los procesos infecciosos, es necesario establecer además estrictas medidas higiénicas (lavado de manos, uso individual de toallas, etc.), debido a que la mayoría de estos procesos son muy contagiosos.

3
Verdad verdadera sobre el alcohol
Día mundial del farmacéutico
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Sábado, 17 Abril 2021

Imagen Captcha

Logo Unión EuropeaLogo Cámaras

“Maria Leticia Alvarez de Llano ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha podido optimizar su sistema de gestión y el contacto con sus clientes a través de Presencia Web a través de página propia y solución de comercio electrónico. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Toledo”.

 

- Fondo Europeo de Desarrollo Regional - Una manera de hacer Europa.

Newsletter

Menú Principal