Carro vacío
 x 

¡Tu carro está vacío!

Total 0,00 €
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

Blog Farmalegra

Consejos de salud.

Los antibióticos: ¿lo estamos haciendo bien?

blog-leticia

El día 18 de noviembre es el día europeo del uso prudente de antibióticos.

Que sí, ya lo sé, ya te encuentras mejor, ya no toses, o ya no tienes esa molesta infección de orina…

Estos días estamos escuchando mucho que se habla de la resistencia a los antibióticos en los medios y el peligro que suponen las superbacterias. En este post os voy a explicar a qué se debe y porqué debemos hacer un buen uso de este tipo de medicamentos.

Los antibióticos son una familia de fármacos que logró cambiar el curso de la medicina y con ello la esperanza de vida de la raza humana. Su descubrimiento data de 1928, y su uso se ha extendido y se han descubierto muchos tipos de antibióticos desde aquella Bendita penicilina. Macrólidos, quinlonas, aminoglucósidos, sulfamidas y una larga lista de palabrejas médicas que engloban varios fármacos con diferentes puntos de acción pero con una sola intención: acabar con las temidas infecciones.

Una de las causas por las que se investiga constantemente para encontrar nuevos antibióticos es porque muchos de los gérmenes causantes de las infecciones cotidianas se han ido haciendo resistentes a los fármacos existentes. Esto se debe a que la sobreexposición de las bacterias a los antibióticos ha seleccionado a aquellas cepas que son capaces de sobrevivir en un ambiente antibiótico concreto gracias a mutaciones en sus genes.

Por ello es muy importante que se utilice este arsenal de fármacos con sensatez y criterio. Los intervalos entre las dosis y la duración de los tratamientos son importantes para que se eliminen todas las colonias de bacterias a tratar. De otro modo, se puede facilitar la proliferación de bacterias mutadas resistentes.

Otro factor que puede promover estas resistencias es el uso indiscriminado de antibióticos. Un ejemplo común en urología es la toma de tratamientos cortos para la infección de orina (fosfomicina 3g en monodosis es lo más común) sin siquiera tomar cultivo de orina alguno en el que poder identificar la bacteria responsable.

La industria ganadera también utiliza un número no desdeñable de antibióticos para promover el crecimiento de los animales. No está 100% demostrado que esto tenga un efecto en la aparición de resistencias bacterianas, pero desde luego que, como factor sospechoso, tiene todos los números.

En los hospitales cada día se observan infecciones por bacterias multirresistentes que sólo responden a antibióticos endovenosos e incluso, algunas de ellas, son inmunes a casi todos de los que disponemos, dejando como única opción antibióticos de amplio aspectro (que además son bastante caros).

Por tanto, si no queremos quedarnos sin armas de defensa contra estas bacterias y volver a pasarlas canutas como en la era de la peste, más nos vale concienciarnos del buen uso de los antibióticos. Si sospechas de que presentas una infección, acude a tu médico y que realice las pruebas pertinentes para diagnosticarte y tratarte como se debe.

Continuar leyendo
0
  166 Hits
  0 Comentarios
166 Hits
0 Comentarios

¿CÓMO? ¿COLESTEROL YO?

corazon-dia-munidal-479x479

“Uy, hija, nada, tómate un Danacol y ya está. Ni te preocupes…” me dijo una amiga.

¡Y se quedó tan ancha!

Suerte que nuestra amistad es fuerte, que si no, no la contesto y ya está. Pero me quedé preocupada, ya que a día de hoy, todo el mundo habla del colesterol, pero muy poca gente sabe de dónde viene y por qué es peligroso para el corazón. Vamos a ello.

El colesterol es una sustancia oleosa que existe naturalmente en todo el organismo. Y además es necesario para su buen funcionamiento, pero un exceso en sangre, combinado con otras sustancias, forma placas de ateroma, que llevan a la calcificación y obstrucción de la arteria. Esta obstrucción llamada aterosclerosis presenta unos factores de riesgo para cada individuo, y tienen un papel muy importante. Sucede en el transcurso de los años, hasta llegar a obstruir limitando el flujo de sangre al corazón. Finalmente, esta placa de aterosclerosis puede romperse y formar un coágulo de sangre en la superficie de la placa que bloqueará en su mayor parte o en su totalidad el flujo de sangre a través de la arteria coronaria afectada, con el consecuente evento coronario agudo, que en su mayor gravedad es infarto agudo del miocardio. Si el flujo de sangre no se restablece rápidamente, esa parte del músculo cardíaco comienza a morir. Y si la persona no recibe tratamiento rápido, puede causar problemas graves e incluso la muerte o un daño permanente.

En la mayoría de países, las enfermedades cardiacas son la primera causa de muerte por enfermedad. Esta enfermedad no tiene distingos de clases sociales y también puede impactar incapacitando a los sobrevivientes del infarto del miocardio, ya que muchos de ellos quedan con lesiones graves como insuficiencia cardiaca, que los ponen en condiciones de dependencia económica y social.

Los principales factores de riesgo para padecer enfermedad coronaria son:

1) Concentraciones altas de colesterol y triglicéridos en la sangre (Dislipidemia). Incluidas las concentraciones altas de colesterol LDL (conocido también como colesterol malo) y las concentraciones bajas de colesterol HDL (conocido como colesterol bueno).

2) La presión arterial alta, cuyos niveles de corte pueden ser incluso más bajos en ciertas poblaciones jóvenes que tienen otros factores de riesgo, como diabetes mellitus.

3) Tabaquismo o hábito de fumar tabaco.

4) Diabetes Mellitus y Resistencia a la insulina, que puede llevar a Diabetes, que contribuyen a inflamación y eventos de trombos en las arterias coronarias.

5) El sobrepeso y obesidad. Somos un país de obesos con alto riesgo de enfermedad coronaria.

6) Inactividad física, que además empeora otros factores de riesgo antes descritos

7) Los antecedentes familiares de enfermedad coronaria y el tener mayor edad o edad avanzada, que para el hombre es mas de 45 años y la mujer mas de 55 años. En este grupo entra también los niveles hormonales alterados (menopausia).

Existen hoy en día otros factores de riesgo reconocidos, que no son los tradicionales y que ayudan al médico a identificar a un grupo de pacientes que requieren de una vigilancia más estrecha. Entre ellos, las concentraciones altas de lipoproteína “a” minúscula, cuyo gen está involucrado en la inflamación y aterosclerosis; los niveles altos de proteína C reactiva (PCR) en la sangre que indican que hay inflamación en el cuerpo y en las coronarias, las de fibrinógeno y hemocisteína que hacen más susceptible a los individuos de eventos embólicos, no sólo a nivel cardiaco sino cerebral (infartos). También existe asociación con otras enfermedades como la apnea del sueño, la artritis reumatoide y la preeclampsia.

Los cambios en el estilo de vida, los medicamentos y las intervenciones médicas pueden ayudar a prevenir o tratar la enfermedad coronaria. Estos tratamientos pueden reducir el riesgo de presentar problemas de salud relacionados con esta enfermedad.

Ahora que conmemoramos el Día Mundial del Corazón, debemos reflexionar y tener presente que la modificación de estos factores de riesgo, sobre todo en poblaciones como la española, en donde la prevalencia de obesidad está empezando a preocupar, que el realizar campañas de educación para la salud cardiovascular y modificar nuestros malos hábitos, podría generar un impacto positivo.

Así que, en la medida de lo posible, debemos fomentar hábitos de vida saludable, una buena alimentación y un control periódico de ese colesterol que, aunque por conocido, nos cae tan mal.

Continuar leyendo
0
  212 Hits
  0 Comentarios
212 Hits
0 Comentarios

Sindrome postvacacional

postvacacionel

El síndrome postvacacional, conocido también como estrés o depresión postvacacional, es un conjunto de síntomas que se manifiestan cuando nos incorporamos a nuestras obligaciones, ya sean laborales, familiares o de estudio, tras un periodo de vacaciones.

No se considera una enfermedad como tal, ni se manifiesta del mismo modo en todas las personas, pero es una realidad que nos encontramos en la oficina de farmacia, ya que varios de vosotros nos lo comentáis.

Se considerado que las personas más propensas a sufrirlo tienen entre 45 y 55 años, y han vivido cambios en sus rutinas y ritmos biológicos (horarios, comidas, viajes, etc) durante sus vacaciones.

¿Cómo se manifiesta?

Casi un 40% de la población española ha sentido cansancio, apatía, falta de concentración, somnolencia y preocupación tras reincorporarse a sus obligaciones tras unas vacaciones.

Estos síntomas duran aproximadamente dos semanas, tras las cuales el cuerpo se”resetea”, esto es , supera el malestar que supone la vuelta a las rutinas establecidas.

¿Cómo afrontarlo?

– Respeta tus horas de sueño: debes regularizar tus ritmos de sueño antes de incorporarte al trabajo. Si puedes , duerme 8 horas.

– Prioriza: dedica un tiempo a analizar qué tareas tienes que hacer, prioriza las más importantes/urgentes y comienza poco a poco.

– Delega: si puedes delegar alguna responsabilidad, hazlo.

– Reduce la ingesta de alcohol y cafeína: el alcohol es un depresor central que puede agravar lo síntomas de depresión, y el café agudiza el estrés.

– Practica algún deporte: es un buen aliado para el estrés, ya que genera endorfinas, proteínas que te ayudan a sentirte optimista y relajado. Sal a pasear, solo o acompañado, con música o sin élla, corre, lo que creas más conveniente. Pero el cuerpo, en movimiento.

– Pon límites: aprende a decir que no. Dedica parte de tu tiempo a hacer actividades que te gusten. Aparta lo negativo y fomenta lo positivo en tu día a día en las relaciones con los demás. La atmósfera de trabajo puede ser realmente tóxica: un gesto, una sonrisa, unas palabras de ánimo, harán sentirse mejor a ti y a todos los que te rodean.

Con un poco de paciencia, los síntomas desaparecerán. Es cuestión de tiempo pero también cuenta tu actitud, así que ¿vamos a por ello?

Continuar leyendo
0
  155 Hits
  0 Comentarios
155 Hits
0 Comentarios

La HTA y la nutrición desde la farmacia

hipertension-arterial_0-479x320

La hipertensión arterial (HTA) es ya uno de los problemas de salud más importantes de la sociedad actual. Es una enfermedad crónica que por lo general, suele dar muy pocos síntomas en sus etapas iniciales, lo que dificulta su diagnóstico precoz. Sólo cuando logra dañar a sus órganos diana (riñón, cerebro, corazón, etc.) y provocar un evento cardiovascular (ictus, infartos, etc), es cuando la mayoría de los que la sufren toman verdadera conciencia de la importancia de su control.

En España son más de 14 millones de personas las que padecen esta afección y casi un tercio está sin diagnosticar. Según datos de la OMS, la hipertensión es la causante del 45% de muertes por cardiopatía y del 51% de las muertes por accidente cerebrovascular. Además, a nivel mundial existen más de mil millones de pacientes con hipertensión y se producen más de nueve millones de muertes relacionadas con esta patología cada año.

Es por esto que resulta transcendental tomarse la tensión arterial periódicamente y mantener sus cifras las 24 horas del día en niveles normales (la máxima o sistólica por debajo de 140 mmHg y la mínima o diastólica por debajo de 90 mmHg, siendo óptimo por debajo de 120/80 mmHg). En este sentido, desde Super Premium Diet, el servicio de asesoramiento nutricional en farmacias del Grupo NC Salud, empresa de referencia en asesoramiento nutricional en farmacias, señalan fundamental el papel del nutricionista cuando se habla de cambiar hábitos y de llevar una vida saludable, como parte fundamental en la prevención y tratamiento de la HTA.

En este sentido el nutricionista, trabajando de forma conjunta con médicos y enfermeros, es el profesional más capacitado para pautar el tratamiento dietético, garantizando así una ayuda inestimable en el control de la enfermedad, ya que se ha demostrado un descenso notable de la cifras de tensión arterial con la normalización del peso. El ejercicio profesional del nutricionista y la adherencia de los pacientes al tratamiento recomendado por el mismo debe ser la primera medida correctiva contra los mencionados índices de hipertensión. De esta forma, se consigue una atención 360 ° donde el paciente está en cualquier momento atendido.

Algunos de los consejos que se suelen proponer en relación a la alimentación son los siguientes:

Llevar una dieta mediterránea. Porque en el estudio PREDIMED ha demostrado ser la que mejora más significativamente el riesgo cardiovascular, siendo ya la dieta más recomendada a nivel mundial para el cuidado de la salud. Sus señas de identidad radican en consumir al menos 5 raciones diarias de frutas y verduras, legumbres, más pescado que carne, carbohidratos saludables integrales a diario y sobre todo un adecuado porcentaje de ácidos grasos saludables procedentes del aceite de oliva virgen extra y los frutos secos (crudos o tostados y sin sal añadida).

Evitar el consumo de más de 5 gramos al día de sal, ya que hay una relación directa entre un exceso de sal en la dieta y la HTA. Ojo con los productos precocinados o conservas, ya que en la mayoría de los casos contienen sal añadida, también informada como sodio. Para hacer más sabrosos los platos se pueden utilizar especias y hierbas como sustitutos de la sal.

Acompañar estos adecuados hábitos alimentarios por otras prácticas saludables, como dejar de fumar, combatir el estrés y realizar al menos 30 minutos de actividad física al día, ayudan también a controles las cifras de tensión arterial y a minimizar al máximo el riesgo de un evento cardiovascular futuro.

Además de las propuestas sobre el tipo de alimentación más recomendable, es trascendental mantener un peso saludable. La importancia radica en que la frecuencia de aparición de hipertensión arterial entre las personas obesas es entre dos y tres veces mayor que entre las que se encuentren dentro de su peso ideal. Caminar a diario y correr, nadar o montar en bicicleta al menos 3 días en semana ayudan a controlar la tensión arterial, los niveles de colesterol y de glucosa, mejorando considerablemente nuestra salud cardiovascular.

Según el doctor Carlos Fernández, director médico del Grupo NC Salud: “Siguiendo estas recomendaciones generales en nuestra alimentación diaria, estaremos apostando por la salud y por la prevención, reduciendo el riesgo de desarrollar HTA o ayudando a controlarla en caso de ser hipertenso. La consecuencia directa de estas saludables acciones será la reducción notable del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en el futuro, siendo clave el papel que juega el nutricionista Super Premium Diet a nivel del tratamiento dietético, ya que seguirá muy de cerca nuestra evolución y nos facilitará este cambio de rutina de forma personalizada.”

Continuar leyendo
0
  138 Hits
  0 Comentarios
138 Hits
0 Comentarios

Lo que todavía no sabes de los probióticos

probioticos-prebioticos-479x377

La flora intestinal es el conjunto de bacterias que viven en nuestro organismo.

Nuestra flora intestinal está compuesta por 100 billones de bacterias, y la mayoría viven en el colon. Pueden llegar a pesar 2 Kg, y su número es 10 veces mayor que todas las células de nuestro cuerpo. Ahí es nada.

Seguro que has oído hablar de éllas: en su mayoría son lactobacilos y la bífidobacterias.

¿¿Y qué hacemos con todas estas bacterias ??

No te preocupes. Son bacterias “buenas”. Ellas se encargan de reforzar nuestras defensas frente a bacterias y virus, favorecen el ritmo intestinal, colaboran en la producción de vitaminas y ayudan a la absorción de minerales como el hierro, el calcio… así que hay que cuidar la flora intestinal.

Existen muchas situaciones que desequilibran la flora intestinal, como la edad, las infecciones, la toma de antibióticos, los viajes, y sobre todo, los hábitos poco saludables (tabaco, alcohol, sedentarismo, stress) que conllevan problemas como estreñimiento, diarrea, que suponen un problema en nuestro día a día.

Para intentar restablecer ese equilibrio, nos ayudamos con los probióticos.

Los probióticos son microorganismos vivos que administrados en la cantidad adecuada, mejoran nuestra flora intestinal, y aportan beneficios para nuestra salud.

Los prebióticos son un tipo de fibra que estimulan el crecimiento de la flora, son el alimento de los probióticos.

Es muy recomendable ante la toma de antibióticos (que afectan y mucho nuestra flora) o en una diarrea en curso (acortan el tiempo de recuperación), o para mejorar nuestras defensas (en situaciones de stress, malos hábitos nutricionales) en general, el uso de probióticos.

El consumo de frutas y verduras (5 piezas al día), el ejercicio, la hidratación, el horario regular en las comidas, son factores fundamentales para que tu intestino funcione bien.

Cuida tus hábitos de vida y si necesitas ayuda, no dudes en incorporar probióticos a tu día a día. Tu cuerpo te lo va a agradecer.

Continuar leyendo
0
  146 Hits
  0 Comentarios
146 Hits
0 Comentarios

Logo Unión EuropeaLogo Cámaras

“Maria Leticia Alvarez de Llano ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha podido optimizar su sistema de gestión y el contacto con sus clientes a través de Presencia Web a través de página propia y solución de comercio electrónico. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Toledo”.

 

- Fondo Europeo de Desarrollo Regional - Una manera de hacer Europa.

Newsletter

Menú Principal